Cinismo económico ¿Qué genera optimismo en los colombianos?

Las emociones que despierta en los colombianos la percepción de la situación económica y las perspectivas del país son un correlato significativo de las decisiones de consumo y la predisposición a adoptar innovación y resistir a las adversidades sociales (Van Winden, 2015)

Según cifras de nuestro observatorio Pulso Consumidor, no hay cambios estadísticamente significativos entre 2020 y 2021 en cuanto a optimismo y estado de ánimo frente a la situación económica se refiere pese a haber tenido crecimientos significativos en la economía y liderar la recuperación económica.

Un 88% de los consultados se encuentra preocupados por la situación del país mientras que un 46% percibe su ánimo disminuido vs años anteriores.

SINNETIC - Planeación 2022 - ánimo

Para analizar posibles factores que expliquen la respuesta anímica de los entrevistados frente a la economía, desarrollamos un modelo de regresión logística que arrojó los resultados a continuación:

SINNETIC - Planeación 2022 - regresión logística - animo

FACTORES ASOCIADOS A UN ESTADO DE ÁNIMO OPTIMISTA FRENTE LA ECONOMÍA.

    • La calidad y el acceso a internet se asocian positivamente con un estado de ánimo optimista frente la situación económica. Cabe señalar que el 42% de los entrevistados percibe mayor acceso a internet mientras que solo el 16% percibe mayor calidad en el servicio marcando una brecha importante en términos de definir ancho de banda y promover acceso a internet de mayor calidad.

    • Retos de tráfico: el 39% de los entrevistados percibe que el tráfico empeora, en el 61% que no percibe este reto, el optimismo tiende a levarse hasta 8,7%.

    • Conflicto armado con disidencias de las FARC y otros grupos: Este factor es complejo de explicar. En cuanto mayor conflicto se percibe y en cuanto mayor control o golpes se exhiben frente estos grupos, las personas parecen más optimistas. Las personas que perciben menos avance en la lucha contra ellos, el pesimismo se eleva.

    • Abuso de fuerza por parte de las autoridades: Este es un segundo factor que nos hace pensar que hemos vuelto las señales de violencia un seguro emocional frente la situación económica. Encontramos que las personas que perciben mayor abuso de la fuerza pública también tienden a ser más optimistas frente la economía. 

    • Paradoja del precio: Las personas mas optimistas frente la economía, tienden a percibir que los bienes de consumo incrementaron de forma significativa. El 73% de los consultados perciben incrementos en los precios y en ellos el estado de ánimo es 5,3% mejor que en los demás.

FACTORES ASOCIADOS A UN ESTADO DE ÁNIMO PESIMISTA FRENTE LA ECONOMÍA.

    • Condiciones laborales, salarios y desempleo: Un 64% de los entrevistados se mostró preocupados por estos factores. En ellos el estado de ánimo frente la economía tiende a desplomarse en 9,3% aproximadamente.

    • Empeoramiento del servicio de transporte público: En el retorno a la normalidad, el transporte público se ha vuelto un gran conflicto y la coyuntura noticiosa muestra que en 2022 este factor no mejorará en las principales ciudades del país. En el 42% de los consultados, el transporte es un reto al optimismo económico que desploma el ánimo de los participantes en un 6,5%

    • Aumento de violencia intrafamiliar: El 60% de los consultados percibe un incremento en conflictos de violencia intrafamiliar desplomando su ánimo frente la economía cerca de 5%.

    • Baja calidad en la educación: Para el 57% de los participantes, la baja calidad percibida en la educación es un reto social que desploma el optimismo de los consultados cerca de 6%

En consecuencia es posible pensar que en efecto, hemos convertido la fuerza y el conflicto como un garante de optimismo económico. En la medida en la que la fuerza pública excede su fuerza o genera golpes significativos frente las disidencias o grupos criminales, el optimismo crece de forma significativa. De igual forma el tráfico y la basura en calles son señales de reactivación económica que elevan el optimismo de los consultados.

Por otro lado, el desempeño de servicios sociales como educación y transporte al igual que la violencia intrafamiliar se asocian a un desplome en el optimismo económico.

¿Qué hacer como cultura para romper el cinismo y promover nuevas señales de control y optimismo?

REFERENCIAS:

Van Winden, F. (2015). Political economy with affect: On the role of emotions and relationships in political economics. European Journal of Political Economy, 40, 298-311.

Gabriel Contreras

Gabriel Contreras

Actual CEO de SINNETIC para Colombia. Estudios en psicología, estadística, Msc en estadística, MBA y especialista en comportamiento del consumidor e investigación de mercados. Más de 15 años de experiencia haciendo consultoría analítica y de datos para Seguros, Agronegocios, FMCG, Farma y Movilidad

Artículos Relacionados

Herramientas analíticas para gestión de precios: Pros y Contras

Estamos viviendo momentos en donde las marcas están modificando su marketing mix para adaptarse a...

CONTINUAR LEYENDO

Planeación de la demanda y gestión de inventarios

La mejor forma de diferenciarse es creando canales de distribución y asegurando que el producto...

CONTINUAR LEYENDO

Optimismo tóxico y machine learning desde social data

Tanto en Colombia como en México, se observa una elevación de narrativas positivas en "social data"...

CONTINUAR LEYENDO